Ahorrar en el uso de electrodomésticos

Muchas veces buscamos electrodomésticos muy eficientes para ahorrar energía en el hogar. Algo que siempre debemos tener en cuenta cuando vamos a realizar una compra. Pero luego cometemos pequeños fallos en su uso diario, que suponen un consumo más elevado de lo que esperamos. Vamos a hacer un repaso por algunos de los fallos más comunes que cometemos y así aprenderemos a ahorrar en el uso de electrodomésticos  y a usar estos de forma más eficiente.

Ahorrar en el uso de electrodomésticos:

Ahorrar en el uso de electrodomésticos

  • Campana extractora:

Este electrodoméstico merece una entrada por si solo, ya que lo primero y más importante es no guiarse por el precio y escoger el tipo de campana adecuado a nuestra cocina. Pero todo esto lo veremos en futuras entradas y hoy nos centraremos en cómo usarla correctamente.

Lo ideal para optimizar el funcionamiento de una campana extractora, es conectarla en una potencia baja. Un par de minutos antes de que empiece a salir humo, aprovechando, por ejemplo el momento en que ponemos la sartén, cazuela, etc… al fuego. ¿Porque debemos hacerlo así, cuando muchas veces nos parece que ese par de minutos es un gasto extra?. Las campanas al encenderse crean un circuito en el aire debajo de ellas, si cuando empiezan a salir el humo y los olores, ya está creada esta inercia, a la campana le costará menos esfuerzo extraer. Sin embargo si la encendemos en el momento que el ambiente ya está cargado, que es como generalmente se suele hacer, tendremos que arrancar desde una potencia alta que consume más. Además, seguramente, permanecerá encendida mucho más tiempo de esos dos minutos previos, después de que dejemos de usar la cocina.

Ahorrar en el uso de electrodomésticos

  • Lavadora y lavavajillas:

En estos electrodomésticos es común el mal uso de las medias cargas, que nos venden muchas veces como medida de ahorro, sin explicar en qué consiste. Es bueno que tengan esta opción entre sus programas para momentos muy puntuales, pero es algo de lo que no debemos abusar. Una media carga, supone llenar el lavavajillas o la lavadora a la mitad, pero eso no quiere decir que vaya a consumir la mitad de agua y energía, de hecho solo ahorraremos un 20% y un 10% de consumo respectivamente. Así que desde luego es muchísimo mejor esperar a que estén llenos, ya que 2 medias cargas consumen alrededor de un 80% más que una carga completa.

En el caso de la lavadora es mejor, en la medida de lo posible, no usar las temperaturas más altas. Un lavado a 90º consume casi el doble que uno a 60º.La mayor parte del consumo de una lavadora se genera al calentar el agua. Muchos de los jabones actuales funcionan muy bien en temperaturas bajas. Ahorramos mas comprando un buen detergente anti-manchas en temperatura baja, que al revés. También es aconsejable evitar el programa con prelavado, ya que también eleva el consumo y su uso puede sustituirse, como ya hemos dicho, por un detergente de calidad.

En cuanto al lavavajillas, el consejo es parecido, es mejor usar programas cortos en baja temperatura, un truco para que estos programas sean totalmente eficientes es mantener siempre limpio el electrodoméstico, así evitaremos encontrarnos residuos después de un lavado.

Ahorrar en el uso de electrodomésticos

  • Frigorífico:

Optimizar el gasto de este electrodoméstico es muy sencillo, se trata de una cuestión de hábitos.Por ejemplo adaptar la temperatura a la época del año. Con temperaturas exteriores frías, el frigorífico no necesitará estar en una de las posiciones con más intensidad de refrigeración. Tampoco necesita estar en una posición alta, cuando vayamos a ausentarnos un tiempo, ya que al no abrirse, no tendrá pérdida de frío. Precisamente en la apertura del frigorífico, es en otra de las costumbres que podemos ahorrar. Cada vez que abrimos la puerta se pierde frió del interior y obligamos al motor a hacer un esfuerzo extra para volver a la temperatura interior óptima. Así que evitando abrir muchas veces la puerta y teniéndola abierta el menor tiempo posible, evitamos este sobre esfuerzo del motor.

Ahorrar en el uso de electrodomésticos

  • Horno:

Con el horno hay que tener en cuenta que el pre-calentamiento no es necesario en todos los platos y evitarlo en los que no lo sea. Otra forma de optimizar el consumo de este aparato es apagar el horno unos minutos antes de terminar el plato, aprovechando el calor residual para terminarlo. Y por supuesto abrir la puerta lo mínimo posible, ya que se estima que este gesto, genera la perdida de aproximadamente un 20% del calor del interior.

Esperamos que os hayan sido útiles estos trucos para ahorrar en el uso de electrodomésticos y que los pongáis en practica para reducir vuestro consumo energético en el hogar.

Si te gusta esta entrada y no quieres perderte otras similares, síguenos en Facebook y ¡siempre estarás informad@! (haciendo click aqui o en el bloque situado a la derecha)

Otros métodos de ahorro doméstico:

Trucos para ahorrar en consumo en el hogar

Aislar marcos de ventana de forma económica

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: